Los primeros cinco pasos en las Redes Sociales para las PYMES

publicado en: Estrategia Social Media | 1

En esta entrada hablamos de como empezar nuestra actividad de comunicación en las redes sociales.

Las plataformas sociales, además de ser una potente interfaz de comunicación entre empresas y clientes, representan los escaparates virtuales de las empresas, con lo cual es necesario cuidar cada paso que damos en las Redes Sociales para que nuestro escaparate enseñe siempre de manera adecuada la imagen corporativa de nuestra empresa.

Antes de ponernos delante del ordenador y crear nuestros perfiles en las Redes Sociales, es necesario entonces establecer algunas lineas guía para que nuestra presencia en la Web 2.0 sea eficaz:

Palabras clave

Es el ingrediente fundamental de la receta. Para que nuestra presencia en las Redes Sociales pueda retro-alimentar el tráfico hacia nuestra página web y mejorar su posicionamiento natural, es necesario seleccionar cuidadosamente las palabras clave relativas a nuestro sector de negocio.

Establecer cual es nuestro público destinatario

Antes de crear contenido tenemos que pensar a quién se va a dirigir este contenido, quién va a leer nuestro contenido. Tenemos que establecer nuestro público destinatario (sexo, edad, ubicación…) y elaborar estrategias de comunicación adecuadas.

Elegir las plataformas sociales

Facebook, Twitter, Flickr, Blogger, Myspace, Hi5, Tuenti, LinkedIn, Xing…existe una infinidad de plataformas sociales y cada una de ellas tiene su proprio estilo de comunicación. Sería una locura, además de una gran perdida de tiempo, darse de alta en cada una de ellas. Una vez individuado nuestro público destinatario podremos elegir las plataformas sociales más adecuadas.

Crear contenido interesante

Un contenido para que sea interesante no tiene que respectar necesariamente la densidad exacta de palabras clave , más bien tiene que ser relevante y aportar algo útil e innovador a los usuarios.

Crear directrices

Gracias a las Redes Sociales nuestro escaparate está abierto todos los días, las veinticuatro horas al día. Para que esta gran visibilidad no llegue a convertirse en un boomerang, es necesario establecer unas normas de conversación bien claras, unas directrices básicas de “netiquette”, una estrategia de comunicación bien estructurada que refleje las ventajas diferenciales de la empresa.

Francesco Garofano/DISSENART