Cómo las Redes Sociales pueden ayudar al pequeño comercio

publicado en: Social Media, Web Social | 1

¿Pueden las Redes Sociales ser útiles para el pequeño comercio? Sin duda alguna mi respuesta es ¡SI!

No obstante estemos en el 2012, todavía hay pequeños comercios que no solo no tienen página web, sino que ¡tampoco saben manejar el correo electrónico! Esta forma de trabajar muy 1.0 por desgracia poco encaja con las modernas costumbres consumistas.  ¿No aceptar el reto de la Era 2.0 puede presuponer la muerte del pequeño comercio? No (por lo menos no en el inmediato) pero sin temor a equivocarme puedo decir que conservando una actitud demasiado atada al pasado ¡perderemos muchísimas posibilidades!

Nuestro potencial cliente (la mayoría de las veces) antes de comprar hace lo siguiente:

Buscar: su experiencia de compra empieza en Internet donde, utilizando determinadas palabras clave o frases clave por ejemplo “acondicionadores para el cabello” hará una búsqueda sobre el producto que le interesa, identificando las principales marcas en el mercado.

Comparar: en la siguiente fase comparará la relación calidad/precio de las diferentes marcas de acondicionadores y se informará sobre la ubicación del punto de venta más cercano a su casa.

Consultar: utilizando foros, redes sociales, blogs y páginas web, nuestro usuario solventará sus dudas acerca de determinadas características del producto (¿mejor el acondicionador para el cabello de miel o de aceite de oliva?) . En base a las informaciones obtenidas nuestro usuario pasará a la siguiente fase (Comprar) o volverá a las fases precedentes, buscando otro producto más acorde a sus necesidades.

Comprar: la última fase del proceso de compra. El cliente pasa por caja. En esta fase a lo mejor comprará otro producto como por ejemplo una mascarilla de arroz y trigo (venta adicional) o a lo mejor lo hará en un segundo momento buscando esta vez la palabra clave “mascarilla de arroz y trigo“.

Si queremos potenciar nuestro negocio tenemos que saber muy bien como funciona el susodicho proceso de compra y adaptarnos para que podamos participar en el proceso de decisión de compra de nuestro potencial cliente.

Buscar: tenemos que saber cuales son las palabras clave o frases clave que nuestros usuarios utilizan cuando buscan nuestros productos/servicios. De esta manera podremos editar de la mejor manera posible el texto de nuestra página web o el contenido de nuestro blog (esto se llama SEO). Un texto optimizado para los motores de búsqueda nuestro blog/página web tendrán mayores posibilidades de aparecer en la primera página de los resultados de búsquedas de motores como Google y Yahoo. Además, tenemos que saber como los clientes se mueven en nuestra página web para descubrir si encuentran en ella lo que buscan y si le gusta nuestro contenido (esto se llama Analítica Web).

Comparar: es necesario hacer un estudio de la competencia para saber si estamos en el mercado y si somos competitivos (esta fase se llama análisis de mercado).

Consultar: en esta fase tenemos que saber muy bien por donde se mueven nuestros potenciales clientes cuando buscan informaciones sobre nuestros productos. Será fundamental descubrir lo que se dice sobre nuestra marca en las redes y medios sociales y participar en la conversación (esto se llama estrategia Social Media y monitorización de Reputación Online ).

Comprar: si tenemos una tienda online será fundamental crear una pasarela de pago sencilla con pocos y sencillos pasos. El cliente con tres o cuatro click podrá realizar su compra. Además, todo el proceso de compra online tendrá una explicación clara y exhaustiva para que el usuario antes de empezar el túnel de conversión sea sabedor de todas sus fases. El cliente tendrá la posibilidad de:

  • elegir las opciones de pago
  • elegir la cantidad y el tipo de producto
  • conocer las disponibilidad del producto y la fecha de entrega
  • volver atrás

Por supuesto el proceso de pago tendrá que ser seguro en todas sus fases (esto se llama e-commerce). Y si nuestra tienda online es bonita también…¡pues esto sería un plus muy importante!

En conclusión: si queremos que nuestro barco supere las aguas difíciles, tenemos que saber por donde sopla el viento y desplegar las velas más adecuadas. De esta manera tendremos el impulso necesario para seguir navegando y llegar a nuestro objetivo.

Si quieres adaptarte a la Era 2.0 y no sabes por donde empezar…pues ¡contacta con nosotros!