El mal uso de Facebook se puede pagar con la cárcel.

¿Quieres vengarte de tu ex-novia publicando en Facebook sus fotos desnuda? Yo no lo haría…

Vivimos perennemente conectados

Relacionarse con personas a través de la pantalla de un ordenador ya no es una moda, sino una costumbre radicada en nuestro estilo de vida. El continuo desarrollo de plataformas portátiles como smartphones, tablets y portátiles ultraligeros y la difusión de la red Wi-Fi nos permite acceder a Facebook prácticamente en cualquier sitio, a cualquier hora del día.

El peligro de alienarse del mundo real

Esta continua y prolongada interacción con la pantalla puede generar en algunos una alienación del mundo real: algunos llegan a olvidar que las Redes Sociales no conectan ordenadores y smartphone, sino personas con sentimientos. Sentimientos que a veces pueden ser lastimados. Algunos usuarios utilizan Facebook como si fuese un diario secreto en el cual desahogarse y almacenar todo tipo de comentarios e informaciones (desde nuestros gustos alimentares  hasta nuestras costumbres sexuales). El problema está en que ¡más de 500 millones de usuarios pueden acceder a estas informaciones! Entonces, no tiene que sorprender que un mal uso de Facebook pueda ser punido con pena de prisión.

El caso de  Joshua Simon Ashby

El neozelandés Joshua Simon Ashby, ha sido condenado a cuatro meses de cárcel por publicar en Facebook algunas fotos de su ex novia desnuda. Además, al joven le ha parecido bien condimentar las fotos osé con amenazas de muerte e insultos. Es la primera vez que se condena un usuario por hacer un mal uso de Facebook y estoy convencido de que no será la última.

Las Redes Sociales son herramientas muy interesantes, con infinitas aplicaciones, pero hace falta un poco de sentido común en su utilización y sobre todo es necesario aplicar los mismos estándares de comportamiento que en la vida real.

Francesco Garofano/DISSENART

Fuente: Corriere.it.

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 Dissenart

Tema de Anders Norén