Cómo crear…un entorno creativo

Para que una sesión de creatividad en equipo resulte provechosa y eficaz, es necesario un entorno adecuado, apto para el desarrollo de la capacidad creativa.

Crear significa producir algo de la nada. La capacidad de creación depende sobretodo de la capacidad del cerebro para llegar a soluciones nuevas y resolver problemas de forma original. Para aprovechar nuestra capacidad de creación necesitamos un entorno creativo y estimulante:

1) En un entorno creativo no existen errores. A lo largo del proceso de creación, un error no es nada más que la base del descubrimiento.

2) Durante el brainstorming, no hay que seleccionar negativamente las ideas. La pasión es el principal motor que acciona el proceso de creación, una evaluación negativa influye negativamente sobre nuestras emociones y desalienta nuestra pasión hacia la creación.

3) Un entorno creativo es un entorno de confianza, donde reina el respeto mutuo. La confianza genera seguridad, abre los canales de comunicación y favorece el intercambio de ideas.

4) Durante el proceso de creación es necesario aprender a ver las cosas desde distintos puntos de vista, aceptar la opinión de los demás y analizar los problemas con un enfoque “tridimensional”. Un equipo multicultural y dinámico es un recurso indispensable para el buen desarrollo del proceso creativo.

5) En un entorno creativo es necesario abrir las puertas a lo desconocido. Descubrir materiales nuevos, herramientas nuevas…practicar con mente elástica, dinámica y curiosa.

6) Un subproducto de la creación es la diversión: probablemente crear es el trabajo más divertido que existe con lo cual es aconsejable mantener siempre un clima relajado y abierto al componente lúdico (sin exceder).

Así lo hacemos en Dissenart, boutique de creatividad especializada en el desarrollo de la imagen corporativa de las empresas.

Francesco Garofano/DISSENART

Fuente: Elblogsalmon.com

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 Dissenart

Tema de Anders Norén