Los 5 pilares fundamentales del Social Media

Una de las principales virtudes que ha tenido la llegada de Internet, y con ella, del descubrimiento de las plataformas sociales, ha sido el hecho de democratizar la publicidad y los canales de venta. No importa lo pequeña que sea tu empresa, al igual que las grandes marcas puedes tener una fantástica página web donde vender tus productos, un canal de vídeos donde mostrar tu spots y unos perfiles sociales que, con una acertada estrategia en redes sociales, pueden llegar a tener más éxito que la de muchos “gigantes” de tu sector.

Si ya dispones de una buena, bonita y accesible página web y tu objetivo es hacer que se hable de tus productos y tu marca, tus esfuerzos deben ir destinados a la comunicación y el márketing de la empresa. A continuación, te enumeraremos los 5 pilares fundamentales de una estrategia Social Media.

  • Establece objetivos

Lo primero que debes analizar es donde estás y donde quieres llegar. Para eso, es necesario simplificar una serie de objetivos principales reales y concretos que pueda cumplirse en unos plazos determinados. Poner tiempos es muy conveniente para ir evaluando el éxito de nuestra campaña, si tu objetivo es simplemente “tener 1.000 fans en facebook” pero no acotas a un tiempo determinado, nunca sabrás si los esfuerzos que dedicas a lograr dicho objetivo son exitosos o por el contrario un auténtico fracaso.

  • Investiga a la competencia

Antes de tirarte a la piscina, estudia a la competencia para saber que dice y evaluar como responde el público, podrá evitarte cometer fallos que otros ya han cometido anteriormente. Además, esto te permitirá poder diferenciarte. Es muy habitual que todas las empresas de un mismo sector actúen en Internet de forma similar, por eso, cuando una de ellas cambia de repente de rumbo y se atreve a innovar con una estrategia de comunicación rompedora, logra captar la atención de un mayor número de usuarios, y si además, esa campaña es de gran valor, puedes llegar a convertirse en todo un referente.

  • Escucha a tu público

Solo aquella empresa que se adentra en el mundo de las redes sociales por puro narcisismo y no por motivos económicos puede permitirse el privilegio de elaborar una estrategia Social Media sin escuchar a su público. Los demás, estamos obligados a prestar atención a lo que dicen los clientes, o posibles clientes, si se quiere llegar a conquistarlos en algún momento.

  • Elige tus canales de difusión

El Social Media no es abrir perfiles de tu empresa en redes sociales y bombardear a tus seguidores con ofertas y publicidad. El verdadero sentido de este anglicismo es generar comunicación, comunidad y hacer que los usuarios hablen de tu marca por voluntad propia. Debes comenzar plateándote que es posible que tus clientes potenciales no se encuentren en facebook o twitter, asi que examina bien tus objetivos y tus recursos y selecciona abrir canales en plataformas que puedas mantener y nutrir y donde puedas encontrar clientes potenciales. No hay nada más triste que una empresa con mil perfiles carentes de interés, contenido y sin nteracción.

  • Monotoriza resultados y elabora un balance crítico

Una estrategia sin monitorización no tiene valor de análisis, lo que puede llevarnos a cometer errores una y otra vez. Es importante ir estudiando la evolución de nuestras acciones para detectar problemas y contratiempos que puedan afectar a nuestra reputación online.

Además, es conveniente realizar cada cierto tiempo balances generales de actuación críticos que nos obliguen a reflexionar sobre el éxito de nuestra estrategia Social Media. Si lo que hacemos no funciona como debe, lo mejor es acatar el problema cuanto antes para evitar gastar esfuerzos, tiempo y con ellos, dinero sin necesidad.

 

 

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 Dissenart

Tema de Anders Norén